Maringá es el  mayor fabricante de cabezales y componentes para motores diesel eN Latinoamérica. Su misión es comprometerse con los valores de organización, fabricando productos de alto desempeño para atender las expectativas de sus clientes. Su visión es ser una empresa reconocida en el mercado automotor, como referencia por la mejor atención y excelencia en la cualidad de sus productos.

Sección no disponible

Mayor fabricante de Cabezales y Componentes para motores diésel en latinoamérica

HISTORIA

De origen brasilero, fue fundada en la ciudad de Maringá en 1969 por los hermanos Imai e inició sus actividades como una empresa de recuperación de cabezales. En 1977, se trasladó a Curitiba y 2 años después inició su actividad fabril produciendo inicialmente astas hidráulicas para tractores. Luego invirtió en investigaciones y desarrollo hasta culminar, en 1985, en la fabricación de los primeros cabezales para motores para atender la demanda que había en el mercado, por piezas de reposición. Hizo de la excelencia, la cualidad de sus productos y de la agilidad, la atención a los clientes. Con estos dos pilares conquistó todo el mercado nacional y a partir de 1991, con la primera venta al exterior, Maringá pasó a actuar en más de 30 países, en los 5 continentes. Llegó a este reconocimiento por ser una empresa que siempre buscó pautar la actuación de su equipo y la producción de sus productos, bajo la regencia de sus valores y de las buenas prácticas recomendadas por la Gobernanza Corporativa y por la Certificación ISO 9001/2015, trabajando con ética, respeto a la sociedad y al medio ambiente.

HISTORY

Maringá Soldas S.A. is a genuinely Brazilian company that has been operating in the market of automotive spare parts for more than 47 years. It is a well-established leading company, recognized as the biggest manufacturer of cylinder heads and components for diesel engines in Latin America.
Founded in June 27th, 1969 by the Imai brothers in the city of Maringá, state of Paraná, it began its operations as an engine head repairing business.
In 1977, envisioning a more promising market, the company moved to Curitiba. Two years later, it started its industrial activities, at first manufacturing hydraulic rods for tractors. Maringá Soldas invested in research and development, and it was 1985 when it started manufacturing the first engine heads in order to meet the market demand for spare parts.
The quality excellence in its products and the agility to respond to the clients’ demands were the pillars for conquering the national market and, as of 1991, with its first international sale, Maringá Soldas started operating in more than 30 countries, in all five continents.
At Maringá Soldas, the performance of the staff and the products manufacturing process are guided by the values and the good practices proposed by the company’s Corporative Governance and by the ISO 9001:2015 Certification. Thus achieving recognition for working with ethics and respect for the society and the environment.
In the event of a crisis or when there are moments of emotional and economic turmoil, the only companies that will survive are the ones that turn the difficulties into opportunities to be overcome”. Kozue Imai – C.E.O. of Maringá Soldas S.A.

Contenido no disponible

COTIZA

Open New Markets